jueves, 26 de marzo de 2015

Reducción de mayoridad penal afecta principalmente a jóvenes marginados




ADITAL JOVEN
24.03.2015
Reducción de mayoridad penal afecta principalmente a jóvenes marginados


Adital

La reducción de la edad de responsabilidad penal en Brasil, del 18 al 16, que entró en la agenda de la Cámara de diputados la semana pasada, continúa movilizando a las organizaciones sociales y de derechos humanos que se oponen a esa propuesta de enmienda constitucional (PEC 171/93).
ddesacato.info
La reduccion de la edad penal recaerá, principalmente, en niños y jóvenes negros y pobres de las periferias.

Cáritas Brasileña, organización de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), publica un manifiesto en el que reafirma su posición contraria a las propuestas que se debaten en el Congreso Nacional que pretenden aumentar el tiempo de internación de los menores infractores. "Entendemos que los niños y adolescentes respetados en sus derechos difícilmente serán violadores /as de los Derechos Humanos", expresa el manifiesto.
"Subrayamos nuestro compromiso de exigir la obligación y la responsabilidad del Estado en garantizar los derechos constitucionales fundamentales de todos los niños y adolescentes, garantizándoles condiciones básicas igualitarias para el pleno desarrollo de sus potencialidades, y para asegurar que las familias, la comunidad y la sociedad sean capaces de asumir sus responsabilidades en la protección de sus hijos e hijas", expresa el documento.
Agrega el manifiesto,que las medidas de reducción de derechos , especialmente en lo que respecta a la reducción de la edad penal y del aumento del periodo internamiento , afecta principalmente a los y las jóvenes marginados y marginadas negros y negras , a los que viven en la periferia , a quienes les ha sido negado previamente su derecho a la supervivencia. Para la entidad, es necesario reconocer que la violencia tiene causas complejas que implican: la desigualdad e injusticias sociales; aspectos culturales que contribuyen a la construcción de un imaginario de intolerancia y discriminación, especialmente contra la población negra, pobre y joven. Además, "la realidad de las políticas públicas ineficaces o inexistentes; la falta de oportunidades para que los jóvenes ingresan al mercado de trabajo; y los medios de comunicación que asignan valores diferentes a las personas de acuerdo a la clase social, la raza / etnia, el género y la edad. "
Según Cáritas, reducir la mayoridad penal, es paliar el efecto y no mover sus causas estructurales. Investigaciones realizadas en diferentes partes del mundo muestran que la reducción de la edad de responsabilidad legal no reduce el índice de participación de los adolescentes en actos ilegales.
Los presos tienen un color
fatonanet









Cáritas Brasileña, organización de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), publica un manifiesto en el que reafirma su posición contraria a las propuestas que se debaten en el Congreso Nacional que pretenden aumentar el tiempo de internación de los menores infractores. "Entendemos que los niños y adolescentes respetados en sus derechos difícilmente serán violadores /as de los Derechos Humanos", expresa el manifiesto.
"Subrayamos nuestro compromiso de exigir la obligación y la responsabilidad del Estado en garantizar los derechos constitucionales fundamentales de todos los niños y adolescentes, garantizándoles condiciones básicas igualitarias para el pleno desarrollo de sus potencialidades, y para asegurar que las familias, la comunidad y la sociedad sean capaces de asumir sus responsabilidades en la protección de sus hijos e hijas", expresa el documento.
Agrega el manifiesto,que las medidas de reducción de derechos , especialmente en lo que respecta a la reducción de la edad penal y del aumento del periodo internamiento , afecta principalmente a los y las jóvenes marginados y marginadas negros y negras , a los que viven en la periferia , a quienes les ha sido negado previamente su derecho a la supervivencia. Para la entidad, es necesario reconocer que la violencia tiene causas complejas que implican: la desigualdad e injusticias sociales; aspectos culturales que contribuyen a la construcción de un imaginario de intolerancia y discriminación, especialmente contra la población negra, pobre y joven. Además, "la realidad de las políticas públicas ineficaces o inexistentes; la falta de oportunidades para que los jóvenes ingresan al mercado de trabajo; y los medios de comunicación que asignan valores diferentes a las personas de acuerdo a la clase social, la raza / etnia, el género y la edad. "
Según Cáritas, reducir la mayoridad penal, es paliar el efecto y no mover sus causas estructurales. Investigaciones realizadas en diferentes partes del mundo muestran que la reducción de la edad de responsabilidad legal no reduce el índice de participación de los adolescentes en actos ilegales.
Los presos tienen un color
fatonanet
Los defensores de la reducción de la edad penal creen que penas más duras disminuirán la violencia.

Ya la Pastoral Juvenil (PJ), una organización de la Iglesia Católica también vinculada a la CNBB, en un comunicado ha rechazado la PEC 171/93 manifiesta que a la característica masiva del encarcelamiento en Brasil se suma a la naturaleza selectiva del sistema de justicia penal: "a pesar de la diversidad étnica y social de la población, las personas sometidas al sistema penitenciario casi siempre tienen el mismo color y provienen de la misma clase social y de los mismos territorios geográficos, históricamente dejados al margen del proceso de desarrollo de Brasil: son personas jóvenes, pobres, periféricas y negras ".
Encerrar los jóvenes de 16 años en un sistema penitenciario fracasado que no ha cumplido con su función social y que ha demostrado ser una escuela del crimen, no garantiza la reintegración y re-educación de estas personas, mucho menos lareducción de la violencia. La propuesta de reducir la edad penal fortalece una política criminal y es contraria a la protección integral de los/as adolescentes ", dice PJ.
Por su parte el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dice que la reducción de la responsabilidad penal está en contradicción con lo establecido en la Convención sobre los Derechos del Niño, de la ONU, la Constitución Federal de Brasil y el Estatuto del Niño y del Adolescente. Eso sería una decisión, que además de no resolver el problema de la violencia, penalizará a una población de adolescentes en base a presupuestos equivocados.
En Brasil, los adolescentes son en la actualidad más víctimas que perpetradores de la violencia. De los 21 millones de adolescentes brasileños, sólo 0,013% cometió actos contra la vida. De hecho, son los adolescentes que están siendo asesinados sistemáticamente. Brasil es el segundo país del mundo en número absoluto de muertes de adolescentes, después de Nigeria. Hoy en día, los homicidios representan el 36,5% de las causas de la muerte, por factores externos de los adolescentes en el país, mientras que para la población total corresponde a un 4,8%.
Más de 33 mil brasileños entre 12 y 18 años fueron asesinados entre 2006 y 2012. Si las condiciones actuales prevalecen, otros 42 000 adolescentes podrán ser víctimas de homicidios entre 2013 y 2019. "Las víctimas tienen color, clase social y dirección. En su mayor parte, son varones negros, pobres, que viven en las periferias de las grandes ciudades ", señala UNICEF.
La Asociación Nacional de Centros de Protección del Niño y del Adolescente - ANCED / DCI Sección Brasil, organización de la sociedad civil de ámbito nacional dedicada a la defensa de los derechos humanos de los niños y adolescentes brasileños, y la Red Nacional de Defensa de Adolescentes en Conflicto con Ley (Renade) también divulgaron una declaración pública denunciando que la reducción de la responsabilidad penal es una medida inconstitucional y que somete a los adolescentes al sistema penal de adultos, contrariando los tratados internacionales firmados por Brasil y los lineamientos del Comité Internacional sobre los Derechos del Niño las Naciones Unidas.
"El modelo penitenciario brasileño es la cara más cruel de una política pública ineficaz y violadora de los derechos humanos, no se perfila como el espacio adecuado para recibir adolescentes, personas en una etapa especial de desarrollo. La reducción de las prácticas ilegales en la adolescencia implica necesariamente abordar las desigualdades sociales y en especial la aplicación del Sistema Nacionalde Atención Socio-educativo [SINASE]", señalan Anced y Renade.
latuff






El Modelo brasileño de seguridad pública se caracteriza por profundas violaciones de derechos humanos.



Alternativas ineficientes
El Núcleo Especializados en Infancia y Juventud de la Defensoría Pública de São Paulo envió una nota técnica a todos los diputados manifestándose en contra de la PEC 171/93, ya que la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados celebrará una audiencia pública para discutir la admisibilidad de esta propuesta y otras vinculadas a ella.
El texto de la nota señala que las medidas de endurecimiento del sistema penal adoptadas a lo largo de los años, probaron ser alternativas ineficaces para reducir la delincuencia y garantizar la seguridad de la población. Según la investigación del Ministerio de Justicia después de la promulgación de la Ley de delitos atroces(Ley N ° 8072/1990), la población carcelaria en Brasil pasó de 148.000 a 361.000 presos entre 1995 y 2005, período en el que hubo un crecimiento de 143,91% en los índices de criminalidad.
También de acuerdo con el Ministerio de Justicia, entre diciembre de 2005 y diciembre de 2009, la población carcelaria aumentó de 361.000 a 473.000 reclusos - un crecimiento del 31,05%, en el mismo periodo en que entró en vigor de la Ley que intensificó las penas a delitos relacionados con el tráfico de drogas (Ley N ° 11.343 / 2006).
La nota técnica nos recuerda, además, que en los 54 países que redujeron la edad penal no hubo una disminución de la delincuencia, agregando que Alemania y España, volvieron atrás en esa decisión, después de verificar la ineficacia de la medida.
La Comisión Especializada de Promoción Defensa de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en el Colegio Nacional de Defensores Públicos generales (Condege) también emitió una declaración pública expresando su repudio a las Propuestas de Enmienda Constitucional que pretenden reducir la edad penal.

Benedito Teixeira

Benedito Teixeira es periodista, maestro y estudiante de doctorado en Literatura. Editor de Adital desde julio del 2013.
Correo electrónico
benedito@adital.com.br
benitoteixeira@gmail.com